LISTA DEL PUEBLO: PROCLAMA Y DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

 
Ante el hecho evidente de que los partidos políticos han devenido en una casta que no representan los intereses de la sociedad, sino que únicamente vela por los suyos propios, y de que el pueblo en la revuelta de octubre de 2019 no contó con más respaldo que sus propias fuerzas, surge la necesidad de buscar una representación directa y participativa de la ciudadanía.

La Lista del Pueblo es un espacio de trabajo colectivo, democrático, horizontal y federativo, que va mucho más allá de los candidatos. Lo integran ciudadanos independientes, movimientos sociales y organizaciones ciudadanas que han sido parte de la lucha por la dignidad iniciada en octubre de 2019 y en algunos casos, desde mucho antes. Aquí, sólo los métodos, las prácticas y los defensores sistema de partidos políticos tradicionales no tienen cabida.

Quienes se unan a La Lista del Pueblo no pueden haber estado involucrados en fraudes, desfalcos, crímenes contra las personas, violencia de género, maltrato y abuso sexual.

Nuestro objetivo es la emancipación de las personas de toda forma de opresión y la sustentabilidad de la vida en el planeta.

Creemos en una sociedad de derechos, y especialmente en lo que a seguridad social se refiere, por lo que lucharemos por poner fin al sistema de AFP que ha enriquecido a sus dueños a costa de pensiones miserables.

Estamos por una sociedad en la que las mujeres, las diversidades, los pueblos originarios, los inmigrantes, niñas, niños y adolescentes, adultos mayores, personas en situación de discapacidad y vulnerabilidad tengan visibilidad y puedan ejercer plenamente sus derechos.

Rechazamos y combatimos la represión de parte de las fuerzas armadas y de orden que ha sufrido El Pueblo, especialmente durante los últimos 47 años, por lo que hacemos nuestra la lucha por la verdad y el castigo de las violaciones a DD.HH. y la libertad de los presos políticos de la revuelta.

Queremos un país con instituciones transparentes, donde se apliquen realmente penas efectivas contra la corrupción, el tráfico de influencias, los conflictos de interés y el nepotismo.

Estamos por un país que respete y reconozca la diversidad de naciones e identidades que lo conforman y que propicie la integración y la Unidad Latinoamericana.

Priorizaremos como pilar fundamental una educación pública gratuita de calidad, no sexista e igualitaria y abogaremos por el fin de la deuda educativa que agobia a miles de familias.

Estamos por la libertad, la soberanía y autodeterminación de las personas sobre su propio cuerpo y para crear y desarrollar las culturas, comunidades y entornos en los que habitan.

Creemos en el derecho a la salud digna sin distinción social, para todos los ciudadanos del país.

Estamos por el derecho a un transporte digno, seguro y una movilidad sustentable.

Pondremos fin a la explotación de los ecosistemas y el medioambiente, el que ha estado siendo exterminado por el neoliberalismo que ha imperado en nuestro país.

Nuestro compromiso y nuestra convocatoria es a trabajar sin descanso por establecer, consolidar y proyectar en Chile un Estado Ambiental, Igualitario y Participativo.